28 ene. 2013

La política y EE.UU. frenan la investigación sobre la cárcel de la CIA en Polonia

Los abogados de las víctimas denuncian la “falta de acción” en un proceso que se prolonga "por razones políticas"

La investigación sobre la cárcel secreta de la CIA en Polonia no avanza porque sus resultados afectarían a los altos cargos del Gobierno polaco, según los abogados de las víctimas de torturas en esa prisión.

“No recibo ninguna información sobre nuevos documentos, tampoco me informan sobre nuevas audicencias. Es algo que me preocupa”, asegura Bartlomiej Jankowski, abogado de un ex preso palestino de la CIA en Polonia, Abu Zubayadah.

“La imagen es de una total falta de acción”, confirma Mikolaj Pietrzak, abogado de otro ex detenido, el saudita Abd al-Rahim al-Nashiri. “El caso está bajo control político” añade el defensor, citado por la agencia Reuters. “Políticamente, lo más conveniente es que el caso se prolongue”, sostiene.

"Los países aliados de EE.UU. tienen sus cárceles secretas clandestinas donde llevan a cabo sus interrogatorios con prácticas inhumanas, no respetan los derechos de los presos y esto es algo que viniendo de un país que se supone que pretende ser el ejemplo de la democracia para el mundo", dice Alex Corrons, investigador de las conspiraciones y activista fundador del movimiento 'Yo no pago'.

La investigación empezó en 2008 y está previsto que finalice en febrero del presente año, pero hay indicios de que se prolongará.

El principal problema del proceso es que el Gobierno polaco “está como en un sándwich” entre la iniciativa de abrir una investigación y la “presión del núcleo político del Estado, el servicio secreto y la Fiscalía que dicen: ‘guardémoslo en secreto’”, explica el senador polaco Jozef Pinior.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.