27 ago. 2012

Detenidos 11 jornaleros del SAT tras otra acción contra una sucursal bancaria

Se trataba de la "acción sorpresa" en  El Puerto de Santa María de Cádiz con la que se abría la nueva etapa de la marcha obrera liderada por Sánchez Gordillo
Durante el transcurso de la ocupación simbólica y pacífica de una oficina de La Caixa en El Puerto de Santa María de Cádiz por parte de varios activistas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) agentes de la Policía Nacional han detenido a un total de 11 personas. Se trataba la "acción sorpresa" del inicio de la nueva etapa de la 'marcha obrera' emprendida por los jornaleros para protestar contra los recortes del Gobierno del PP.

Mientras la mayoría de los participantes se concentraban desde las 8:00 horas a la altura de la estación de trenes de la localidad, entre los que se encontraban el diputado andaluz y alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo y el portavoz del SAT, Diego Cañamero; otro grupo ya se encontraba en las oficinas bancarias de La Caixa. Allí se ha producido un choque entre los trabajadores y la Policía Nacional, cuando intentaban avanzar hacia la sede bancaria mientras los agentes trataban de impedirlo colocándose delante para protegerla. Tras negociar con el agente responsable, la marcha ha acordado que entrara en la sede de La Caixa un grupo "reducido" de personas para "apoyar" el acto de forma simbólica y continuar después con el recorrido. Posteriormente, se han producido los arrestos.

Cañamero, ha indicado que al menos hay una decena de detenidos, personas que estaban ocupando la oficina bancaria "de forma pacífica". Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han indicado que los detenidos han sido trasladados a la comisaría, donde se les abrirán diligencias y serán identificados. Mientras tanto, los trabajadores de la entidad bancaria han asegurado a los medios que el director de la sucursal bancaria no ha ofrecido resistencia alguna y que el trato por parte de los activistas ha sido "exquisito".

Para Juan Manuel Sánchez Gordillo las detenciones han sido "ordenadas" por el Ministerio del Interior, calificando este hecho de "kafkiano". De esta forma, ha explicado que la Policía Nacional les ha tomado declaración en la Comisaría portuense pero "los está poniendo en libertad porque no hay denuncia ni siquiera de la propiedad". Según ha detallado, la oficina bancaria estaba "funcionando normalmente" y "atendiendo a sus clientes" mientras este pequeño grupo estaba protestando allí "con normalidad".

Ha asegurado que cuando "estén todos fuera" se reagruparán de nuevo en la estación de trenes del municipio portuense para continuar con la marcha hasta el municipio de Puerto Real. Con la detención, el itinerario de la marcha obrera 'Andalucía en Pie' ha sufrido un cambio puesto que "si no los ponen en libertad" los varios centenares de jornaleros participantes en la protesta se concentrarán frente a la Comisaría", ha explicado Cañamero, quien ha pedido "tranquilidad" y "que nadie actúe por su cuenta".

En este sentido, ha incidido en que esta actuación tiene el objetivo de "señalar por el camino los culpables de la crisis y la situación pésima que estamos atravesando". Y la llevan a cabo porque la provincia de Cádiz registra una tasa del paro del 30 % y en la sierra gaditana estamos volviendo a ver cómo los jornaleros tienen que irse a Francia para trabajar, cómo vuelve la caza furtiva".
Por eso, tanto Cañamero como Sánchez Gordillo han animado a la ciudadanía a apoyar la marcha ya que, según aseguran, hay momentos en la Historia "en los que la rebeldía es imprescindible, porque la sumisión es complicidad". Ambos se han calificado como "rebeldes y revolucionarios" desde el punto de vista de la "no violencia activa" que promulgaba Gandhi.

Se trata de la tercera marcha que protagonizan los miembros del SAT, que empezaron su calendario de movilizaciones en Jaén y se trasladaron la semana pasada a Córdoba, donde ocuparon una finca que se está rehabilitando como hotel. En declaraciones a los medios, Sánchez Gordillo ha asegurado que la marcha por Cádiz "será histórica" y ha añadido que el objetivo es "despertar conciencias y practicar la rebeldía no violenta".

 



Fuente: publico.es